LA PROLOTERAPIA

   
 


Dr. Eli Ramírez Ortiz, México D.F.,  Morelia Michoacán, México. www.ceeacd.com.mx, (443) 3336768.  México D.F. Tel.- (55) 22312956,  018008368843.
Proloterapia:
Proloterapia: Tratamiento que consiste en la inyección de Factores de Crecimiento o Estimulantes de la Producción de Factores de Crecimiento para Desarrollar Células o Tejidos normales y más fuertes

Los Ligamentos y Tendones está formados por Tejido Conectivo. Su función entre otras es estabilizar las articulaciones y unir los músculos a los huesos respectivamente. Por esta razón, es fundamental que los Ligamentos y Tendones se mantengan sanos y fuertes.
 Los tendones y ligamentos son tejidos semi-elásticos que pueden ser elongados, lesionados o debilitados como consecuencia de lesiones agudas o por sobre uso. Esto último es muy frecuente tanto en deportistas de alto rendimiento como recreacionales. Debido a que los Tendones y Ligamentos son tejidos hipovasculares, es decir que les llega poca sangre, la capacidad del cuerpo de autoreparar estos tejidos puede ser limitada en algunas ocasiones.

La Proloterapia consiste en la inyección de Soluciones irritantes dentro de tendones o ligamentos debilitados o lesionados que causan dolor crónico. Las sustancias inyectadas dentro de Tendones o Ligamentos a través de la Proloterapia produce un proceso inflamatorio local que aumenta el flujo sanguíneo en la zona inyectada, atrayendo distintas células que terminarán reparando los tendones o ligamentos inyectados.

Existen numerosas patologías que pueden ser tratadas con Proloterapia dentro de las cuales se incluyen:

  • Síndrome de Dolor Miofascial
  • Tendinosis Aquiles
  • Tendinosis Rotuliana/ Tendinosis Cuadricipital
  • “Bursitis” Trocantérica
  • “Codo del Tenista”
  • “Codo del Golfista”
  • Tendinosis del Manguito Rotador
  • Esguinces Crónicos de Tobillo y Rodilla
  • Rupturas parciales de Ligamentos
  • Pubalgias (Tendinosis aductores/abdominales)
  • Artrosis
  • Fascitis Plantar

Lumbalgias, Cervicalgias y Dorsalgias de origen Miofascial  y muchas otras patologias.

 
Terapia proliferativa (proloterapia) es un proceso mediante el cual substancias ligeramente irritantes se inyectan en los ligamentos a fin de producir una respuesta proliferativa en el sitio. El propósito básico es robustecer y/o eliminar el dolor de las estructuras ligamentarias. Con la Proloterapia, se inyectan las áreas débiles utilizando una solución proliferante que estimula directamente el crecimiento, robustece y refuerza del tejido.
Siendo un método médico poco conocido, pero altamente efectivo en el tratamiento de la debilidad crónica de los ligamentos y tendones conviene saber de dónde surgió.
Proloterapia es la rehabilitación de una estructura músculo-esquelética lesionada (como por ejemplo un tendón o ligamento), inducida por la proliferación de células fibroblásticas nuevas.
ETIMOLOGÍA:
PROLO = Proliferación.
TERAPIA = Tratamiento.
DIFERENTES NOMBRES:
Proloterapia.
Escleroterapia.
Terapia reconstructiva.
Terapia para reconstrucción ligamentaria.

Los Ligamentos y Tendones

Los ligamentos consisten de un conjunto de haces de tejido fibroso que corren paralelos o cruzados en varios ángulos unos con relación a otros. Proveen estabilización de las articulaciones en todas su posiciones. El dolor en ligamentos surge cuando la tensión normal del ligamento contrae a sus fibras. El resultado es una estimulación de las fibras nerviosas sensitivas que no se contraen junto con el ligamento. En un esguínce o en un desgarramiento las fibras se separan del hueso y se produce una acumulación de sangre o linfa en el sitio lesionado. La respuesta de autocuración del cuerpo implica una reacción en cascada de agentes y células inflamatorias, (es por esto que una lesión en dicho lugar suele provocar tanto dolor). Se produce fibrina de manera continua la cual se torna posteriormente en un fuerte y permanente tejido fibroso adherido al hueso. En algunos casos también suele haber neoformación de hueso en el sitio.

Una actividad física prematura luego de un accidente así puede interferir con el proceso de autocuración provocando que este sea deficiente. En el caso del ligamento, ello se traduce en un relajamiento que debilita la fijación al hueso. Si esta situación continua, se genera una predisposición a lesionarse nuevamente, acompañada de inflamación, dolor crónico y hasta una alteración en la movilidad de la articulación afectada. El área donde los ligamentos se unen al hueso se llama “unión ósteo-fibrosa”.

Cuando un ligamento o un tendón se lesiona, el organismo libera unas hormonas llamadas prostaglandinas fabricadas por el organismo, provocando una dilatación en los vasos sanguíneos,incrementando así el flujo de sangre el cual transportará hacia el lugar lesionado tanto oxígeno como células especiales del sistema inmune al área dañada, estas células llamadas macrófagos, monocitos e histiocitos son células de reparación en el área lesionada y van a remover, entre otras funciones, los detritus del tejido dañado.

Un día o dos después de la lesión inicial, los fibroblastos inician la etapa de curación y el cuerpo forma nuevos vasos sanguíneos; proceso llamado angiogénesis. De las células locales y de las células inmunes de la sangre se forman los fibroblastos, los cuales son los “carpinteros” del cuerpo, los que forman nuevo tejido de colágeno; son los "ladrillos" empleados en la reparación de los ligamentos y tendones.
La fibra de colágena es la responsable de proporcionar la fuerza a los ligamentos y a los tendones. El proceso de autocuración se puede volver a evocar mediante la infiltración de substancias con acción proliferativa con lo cual se reduce o elimina dolor e inflamación y al mismo tiempo se forma un tejido fibroso permante y firme.

Proloterapia (infiltraciones esclerosantes)

Consiste en inyectar substancias esclerosantes (que producen la formación de tejido fibroso) en los sitios donde los ligamentos y tendones se unen al hueso.
Estimular la proliferación o engrosamiento de los ligamentos y tendones en los sitios de la inyección para fortalecerlos y reducir así el dolor.
Los ligamentos son los estabilizadores primarios de las articulaciones del cuerpo, conectando los huesos entre sí y estableciendo el límite de su radio de acción. Además, conectan los músculos a los huesos generando su movimiento. La columna vertebral esta compuesta de huesos, tendones, ligamentos, discos y cartílagos. Los discos y los cartílagos actúan como amortiguadores, previniendo que los huesos se friccionen entre sí. En caso de lesiones, los ligamentos y los cartílagos se deterioran, siendo incapaces de estabilizar la articulación. Entonces empiezan a desgastarse. Este desgaste produce aún más inestabilidad, resultando en dolor constante, movilidad reducida y falta de resistencia.
El razonamiento para su uso está basado en dos premisas: En primer lugar, que el dolor lumbar proviene de ligamentos debilitados o lesionados y en segundo lugar, que la aplicación reiterada de inyecciones con soluciones irritantes, en dichos ligamentos, los fortalece y reduce la discapacidad y consecuentemente el dolor de espalda.

Pruebas científicas de su eficacia:

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en señalar que las infiltraciones esclerosantes no son eficaces ni en los pacientes agudos ni en los crónicos, con independencia de cuál sea la sustancia que se inyecte.

Riesgos y contraindicaciones:

No se conocen.

Indicación:

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible no aconsejan la proloterapia para el tratamiento del dolor de espalda.
Dr. Eli Ramírez Ortiz, www.ceeacd.com.mx  tel. 443 3336768. México D.F Y Morelia Michoacán, México.

 Dr. Eli Ramírez Ortiz, México D.F.,  Morelia Michoacán, México. www.ceeacd.com.mx, 443 3336768.  México D.F. Tel.- (55) 22312956,  018008368843.

El dolor  Intenso por hernia de disco en espalda resolución sin cirugía.
DR. Eli Ramírez  Ortiz: Consultorio Médico Especializado, en la Clínica del Dolor, para tratamiento integral del dolor persistente de difícil control y otros problemas complejos sin cirugía. Médico Cirujano, Anestesiólogo, Algologo, Medicina complementarias  integral  alternativa avanzada en dolor. Tel.- (443) 3336768. Heriberto Jara n. 30, Col. división del Norte, C.P. 58218, Morelia Michoacán México, www.ceeacd.com.mx.
A medida que envejecemos, los discos intervertebrales pueden perder agua Cuando esto sucede, el disco se comprime. El anillo duro exterior se puede deteriorar, permitiendo que el núcleo o interior del anillo sobresalga. Esto se considera un disco protuberante.

Si continúa la degeneración del disco, o con una continua presión en la columna, el núcleo pulposo interior puede llegar a salirse del anillo. En este caso se habla de disco roto o herniado. Los fragmentos del disco pueden presionar las raíces nerviosas que están ubicadas justo por detrás del espacio del disco. En Tratamiento integrales especializados  para  el dolor intenso en la Columna, estoy dedicado a mejorar la salud y la función integral de los pacientes aplicando tecnología más avanzada de forma natural al ser humano que vive diario con dolor durante su vida a restablecer su integración total de vivir sin dolor agudo o crónico.

En el pasado, si un paciente sufría de hernia de disco usualmente era tratado con medicamentos para el dolor e instruido para abstenerse de actividad física y cuando no se observaba mejoría ellos eran enviados a procedimientos quirúrgico, aun habían otros casos donde la cirugía parecía ser la única opción hasta ahora.

Ahora usted no tiene que vivir con dolor jamás. Gracias al esfuerzo y dedicación profesional integral avanzada en dolor, del Dr. Eli Ramírez Ortiz,  especialista en la clínica del Dolor, usted tiene una solución integral alternativa para su dolor intenso de difícil control,  para cada paciente por individual, para realizarle un tratamiento que le ayudara a resolver integral mente el dolor articular sin cirugía, y así efectivamente tratar dolor de espalda baja causando por una hernia de disco o enfermedad degenerativa de disco y otros problemas complejos. Las terapias integrales resolutiva desde la raíz de la causa de la patología que ocasiona el dolor, con esta tecnología permite al paciente volver a un estilo de vida más activo de volver a su estado natural al paciente de vivir sin dolor.

Durante el tratamiento la presión interna del disco se disminuye lo que lo que facilita que el agua, el oxigeno y nutrientes se fusionen en el disco, como esta presión disminuyo el disco se retrae y las estructuras dañadas en la medula espinal son sanadas y rehabilitadas.

Proloterapia
Terapia proliferativa (proloterapia) es un proceso mediante el se inyectan en los ligamentos dextrosa, morrhuato de sodio u otras substancias ligeramente irritantes a fin de producir una respuesta proliferativa en el sitio. Algunos de los agentes irritantes incluyen substancias proliferantes osmóticas, irritantes particulados, agentes quimiotácticos y varios más.

Estudios especializados han demostrado que en una escala de sensibilidad al dolor, las estructuras que más duelen son: el periostio (cubierta del hueso), seguido por los ligamentos, los tendones, la fascia, y finalmente el músculo; el cartílago no duele, ya que no tiene terminaciones nerviosas, siendo aquí donde se efectúan las infiltraciones de la Proloterapia fortaleciendo así estas áreas y curando el dolor.
El propósito básico es robustecer y/o eliminar el dolor de las estructuras ligamentarias. La Proloterapia tiene un gran potencial para enfermos que sufren de dolores músculo-esqueléticos agudos o crónicos.

Sólamente alguien entrenado en esta técnica puede determinar si la proloterapia es el tratamiento adecuado para usted.
La proloterapia estimula la reacción normal inflamatoria curativa. La mayoría de las personas se sorprenden cuando descubren que el cuerpo se cura por inflamación. Sí, el cuerpo se autocura de extraña pero muy peculiar manera... ¡la inflamación!.
La inflamación es el proceso por el cual el sistema inmunitario se activa para ayudar al cuerpo a restablecer su rostasis o balance interno. Las inyecciones de Proloterapia estimulan a células inmunes para que lleguen al sitio lastimado para repararlo. Una vez que el tejido lastimado ha logrado la fortaleza normal, el dolor crónico se elimina.

Un estirón está definido como un estiramiento exesivo o lesión del tendón. Una torcedura, por otra parte, es un estiramiento o lesión que implica uno o varios ligamentos. Un tendón une un músculo al hueso, mientras que un ligamento se encuentra en la unión hueso a hueso. Las lesiones de ligamentos y tendones a menudo no sanan porque estas estructuras tienen muy poco suministro de sangre. Además de que la autocuración es intrísecamente lenta, ocurre que con frecuencia esta es seriamente interferida por la intervención de los antiinflamatorios no esteroideos, por las inyecciones de cortisona, la administración crónica de analgésicos y lo más importante:

Por el protocolo estandard de tratamiento alopático (D.H.C.E. Descanso, Hielo, Compresión y Elevación) que inhibe la cura, mientras que un protocolo M.E.A.T., consistente en Movimiento, Ejercicio, Analgésicos Naturales (enzimas proteolíticas), y Tratamientos biológicos específicos como la Proloterapia, Terapia Neural, Ozonoterapia, Ozonoforesis, etc., estimulan la cura.

Las inyecciones de Proloterapia han probado que logran un incremento significativo en la masa, grosor y fortaleza del ligamento. La Proloterapia actúa por un mecanismo completamente diferente de todos los demás tratamientos no biológicos tales como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, inyecciones de cortisona y cirugía. El desarrollo del proceso inflamatorio se gesta debido a la naturaleza del llamado tejido conectivo o más correctamente dicho, Sistema Básico de Regulación de la Matríz Extracelular (mismo que a veces se le denomina en la literatura europea Sistema Básico de Pischinger en honor a su descubridor, el Dr. Alfred Pishinger brillante investigador del Insituto Luwig Boltzman y de la Universidad de Viena, Austria).

El Tejido Conectivo Involucra Muchas Estructuras Y Factores Para La Salud.
La Proloterapia estimula al cuerpo a reparar las áreas adoloridas. Ésta inicia la reacción normal de “cura inflamatoria”,
pero el sistema inmunológico debe estar en capacidad de responder y hacer crecer al colágeno que es necesario para reparar los ligamentos, tendones o cartílagos dañados. El uso constante de cortisona contribuye a una disminución paulatina de la capacidad de respuesta del sistema inmune. Si una persona ha perdido esa capacidad, la respuesta a la Proloterapia no será la deseada y el pronóstico se torna muy poco prometedor. Esta persona, se dice que tiene una deficiencia en el tejido conectivo, definida como un desorden caracterizado por una debilidad del tejido conectivo y una deficiencia en la cantidad, fortaleza o funcionamiento del tejido conectivo que conlleva a un sinnúmero de síntomas de dolor crónico. Ya que hay muchos factores que afectan la cura del tejido conectivo, esta condición puede tener muchas causas.
Una de las causas de la deficiencia en el funcionamiento del sistema básico de regualción en la matríz extracelular o del tejido conectivo frecuentemente es debida al tratamiento alopático actual al que se “somete” a la persona y que incluye el uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos y también las inyecciones de cortisona.

Otra causa común incluye factores nutricionales y deficiencias o mala regulación hormonales. Las mujeres suelen ser mucho más propensas que los hombres a sufrir de los efectos de deficiencia en el tejido conectivo, y por lo tanto del dolor crónico a causa de sus altos niveles de estrógeno, los cuales inhiben la síntesis de colágeno. Cuando el Centro Médico en Oak Park, Illinois, EEUU “sometió” a prueba a la mayoría de la gente con dolor crónico, encontró que tenían bajos niveles de hormonas, tales como la hormona del crecimiento, testosterona, DHEA y progesterona, todas éstas son necesarias para aliviar y curar el tejido conectivo. Para la persona con un probable problema de deficiencia en el sistema del tejido conectivo, se recomienda una evaluación formal que implique recomendaciones acerca de ajustes de fondo en el estilo de vida, alimentación, ejercicio, etc.
El Dr. Pischinger (y un grupo de destacados investigadores conocidos como “el equipo vienés”) observó la existencia de una gran cantidad de elementos morfológicos y estructurales en esa parte que la histología denominó tejido conectivo o tejido de relleno y comprendió que tal cantidad de componentes no tenía como única función el ser tejido de relleno. A base de estudios muy minuciosos se descubrió el íntimo funcionamiento de todas y cada una de dichas estructuras. De sus investigaciones se ha derivado un gran conocimiento respecto a la manera en la que una mala regulación en el tejido conectivo afecta el bienestar total del organismo así como sus mecanismos de autocuración.
Etapas del Proceso de Curación
Se reconocen 3 etapas principales que se desarrollan durante el proceso de curación con proloterapia mismas que se explican en las ilustraciones anexas:


 El dolor de Esalda: Tratamientos del dolor de espalda



DOLOR LUMBAR INTENSO

¿QUÉ ES EL DOLOR LUMBAR AGUDO?
Se define como dolor lumbar agudo al que persiste durante menos de seis semanas. El dolor puede tener distintas características como quemante, punzante, lancinante o sordo y bien definido o vago. La intensidad puede oscilar desde moderado a intenso y fluctuar según los días. El dolor puede irradiarse a una o ambas nalgas e incluso a la cara posterior de ambos muslos o incluso llegar a los pies.

El dolor lumbar puede desencadenarse tras una actividad física extenuante o tras un trauma, pero también puede presentarse espontáneamente sin relación con una actividad física específica. El dolor puede presentarse de golpe repentinamente o desarrollarse poco a poco.

Al menos el 80% de las personas experimentan un episodio importante de dolor lumbar agudo en algún momento en sus vidas.

¿CUÁL ES LA CAUSA DEL DOLOR LUMBAR AGUDO?


La causa exacta del  dolor lumbar agudo es a menudo difícil identificar. Puede deberse a los músculos, las fascias de tejido conjuntivo, a los ligamentos, a las cápsulas y a los cartílagos de las articulaciones de la columna vertebral e incluso a los vasos sanguíneos de la zona. Estos tejidos pueden sufrir estiramientos o lesiones fibrilares o incluso arrancamientos. Además las lesiones anulares (pequeñas lesiones que ocurren en la capa externa del disco de intervertebral) pueden iniciar el dolor lumbar, que en estos casos puede ser muy intenso.

No importa qué tejido es el que está inicialmente irritado, se desarrolla una cascada de substancias inflamatorias que son la causa del dolor. Estas sustancias químicas se liberan en respuesta a la irritación de los tejidos y estimulan las fibras nerviosas circundantes, resultando en la sensación del dolor. Algunas de estas substancias químicas provocan el proceso de la inflamación, o la hinchazón, que contribuye también al dolor. La inflamación atribuible a este ciclo de eventos puede persistir durante días o semanas.

La tensión muscular puede provocar un espasmo y con ello la desviación de la columna hacia un lado, con lo que el cuerpo se inclina hacia ese lado debido al desequilibrio muscular.

¿CUÁNTO TIEMPO DURARÁ?

Habitualmente, aunque la causa exacta del dolor no se resuelva, el dolor lumbar agudo se resuelve espontáneamente con el tiempo. El cincuenta por ciento de los episodios se resuelven dentro de dos semanas, y el 80% antes de seis semanas. Por desgracia, la duración y la gravedad de un episodio no pueden predecirse por la forma del inicio. El dolor inicial horrible puede resolverse espontáneamente al cabo de unos días, mientras que los síntomas moderados pueden persistir durante semanas. Sin embargo, cerca del 30% de las personas experimentarán una recidiva del dolor o presentarán un dolor persistente en el futuro.

Los síntomas del  dolor lumbar agudo son generalmente benignos y auto-limitados. Incluso un disco roto tiene la posibilidad de mejorar sin cirugía. Raramente, sin embargo,  el dolor lumbar se debe a un proceso más serio como una fractura, infección o cáncer. Esto es más común en personas por encima de los 50 años de edad, si existe una historia previa de cáncer, cuando hay dolor lumbar en reposo, si existe fiebre asociada, diabetes, alcoholismo, consumo de drogas, uso prolongado de corticoides, o la osteoporosis.

El dolor o la debilidad en las piernas y la dificultad con el control del intestino o de la vejiga urinaria justifican la evaluación médica urgente. Si el dolor dura más de seis semanas es recomendable la evaluación médica.

¿CÓMO SE TRATA?

Se recomienda reposo relativo, reduciendo la actividad pero intentando no eliminarla completamente. La actividad dirige sangre y nutrientes a la zona afectada, reduciendo la inflamación y la tensión muscular. Muchas personas con  dolor lumbar descubren que pueden llevar a cabo sus actividades habituales, pero más reducidas (como caminar) a pesar del dolor y con frecuencia el paciente se siente mejor después de la actividad. Las actividades que exigen esfuerzos más intensos como el levantamiento de pesas, las competiciones deportivas o los deportes de contacto, son desaconsejables mientras dura el dolor agudo ya que el ejercicio pone mas flácido la fibra muscular de sostén de las articulaciones y se altera mas el sistema musculo esquelético y hay una disautonomia generalizada y flacidez de los grandes músculos del cuerpo y un descontrol total, más el abuso de los relajantes musculares y los AINES que  inhiben el proceso de  reparación del cuerpo del ser humano, que el ser humano se repara con el proceso de la inflamación, donde nace  tejido nuevo por medio del factor de crecimiento el cual es el mejor tratamiento para el mismo cuerpo y no sustancia extrañas algunas y no mas toxico que inhiben el proceso de la inflamación ya que la inflamación nace tejido nuevo y los ligamento y tendones con los musculo aumenta la irrigación y el tono del musculo y así mismo la nutrición  al periostio y disminuye la flacidez de la unión osteotendinosa del ligamento al hueso y así la articulación se va curando por la denervación en el sitio irritante en cualquier parte del cuerpo después  de alteraciones mecánicas, toxicas, lesiones físicas, infecciosas y disfunción  por otras etiología.

No hay razón para no estirar los músculos y los tejidos en las piernas y la espalda durante un episodio agudo, pero el estiramiento no debe agravar más el dolor.

La aplicación integral en el punto especifico, más la aplicación de calor o hielo en la zona dolorosa puede modular el campo irritante y retoma su acción a que trabaje el musculo a la frecuencia acostumbrada de normalidad del sistema musculo esquelético a que trabaje como fue hecho. El calor puede facilitar los estiramientos, pero no necesariamente acelerar la recuperación a largo plazo.

Los anti-inflamatorios no esteroideos (NSAIDs) son analgésicos y anti-inflamatorios, que son capaces de reducir la intensidad del dolor lumbar agudo. Su utilización puede acompañarse de efectos secundarios, sobre todo cuando se utilizan por periodos prolongados. Los efectos secundarios más comunes son la gastritis erosiva con ulcus gastro-duodenal, las hemorragias, la osteoporosis y los problemas de riñón y de hígado y entre otros más.

Los relajantes musculares reducen la contractura muscular y con ello el espasmo y el dolor. Al actuar sobre el sistema nervioso central provocan somnolencia y reducen la tensión emocional. Ello puede dificultar la conducción de vehículos.

Los opiáceos son analgésicos muy potentes. Al tener efecto sedante pueden ayudar a conciliar el sueño. Su uso a largo plazo está relacionado con efectos secundarios no deseados, incluyendo dependencia física, sedación, depresión, estreñimiento, y picor.

Otros tratamientos: la fisioterapia, los ultrasonidos, la estimulación eléctrica transcutánea o TENS , la tracción, la movilización pasiva, y la quiropraxis pueden proporcionar alivio temporal, pero no siempre mejorar la recuperación a largo plazo. El fisioterapeuta puede aconsejar las estrategias a seguir para recuperar la motilidad y para reanudar de forma segura las actividades cotidianas.

El dolor lumbar agudo suele resolverse espontáneamente en la mayoría de los casos. Para aquellos con  dolor lumbar persistente o recurrente, se recomienda una evaluación médica y un programa de ejercicio pautado por un fisioterapeuta. El objetivo debe ser conseguir un estilo de vida independiente o un régimen de ejercicio físico regular. El énfasis se pondrá en optimizar la potencia muscular del tronco y en mejorar la flexibilidad general y la resistencia cardiovascular del paciente.

Inyecciones vertebrales: no son consideradas, en general, como un tratamiento apropiado para un dolor lumbar agudo. Hay algunos tipos de inyección para el dolor persistente o recurrente, incluyendo administración de esteroides en las carillas articulares, en el espacio epidural o en los puntos donde se origina el dolor.


¿SE REQUIEREN ESTUDIOS DE RAYOS X Ó UNA RESONANCIA MAGNÉTICA LUMBAR?

Las pruebas diagnósticas son recomendables cuando existe historia previa de traumatismo grave, cáncer, fiebre, diabetes, consumo de drogas, edad por encima de 50 años, incontinencia rectal y/o urinaria, dolor nocturno u osteoporosis. A veces se indican ante la intensidad del dolor, para investigar sobre su causa. Existen distintas pruebas diagnósticas, entre las cuales se encuentran las radiografías simples, la TAC, la Resonancia Magnética y la Tomodensitometría ósea. La elección de la prueba depende de los síntomas y de la sospecha diagnóstica. El diagnóstico final depende de los datos de la historia clínica, del examen físico y de las pruebas diagnósticas complementarias.

El  dolor lumbar agudo puede ser una experiencia muy dolorosa, pero afortunadamente  se suele resolver a menudo bastante rápidamente. Cuando el dolor no mejora satisfactoriamente se debe iniciar toda una serie de pruebas para buscar la causa y aplicar el tratamiento más adecuado. El objetivo principal es resolver el episodio agudo tan rápidamente como sea posible y prevenir la aparición de futuros episodios a través de la educación correcta, el ejercicio y la preparación física así como el baile y la natación.

Disfunción de la unión neuromuscular
La generación de puntos gatillo musculares es consecuencia de irritación del sistema nervioso. Dicha irritación puede en forma directa manifestarse con disfunción del tono de la unión neuromuscular en áreas determinadas, o bien, tras la generación de un campo interferente, la irritación causada por éste crea las condiciones para el desarrollo de aquella disfuncionalidad en determinados músculos. La disfunción de la unión neuromuscular se manifiesta con puntos gatillo. El esfuerzo, la sobreexigencia, una posición forzada o un traumatismo muscular pueden constituir factores desencadenantes para la generación de puntos gatillo en los músculos relacionados. La irritación neural regional, por ejemplo, en el herpes zóster o en otro tipo de neuralgia,  neuropatía diabética, puede generar también puntos gatillo musculares.  Los puntos gatillo, con el tiempo, pueden tornarse autónomos e independizarse de la acción irritativa de un campo interferente. Los puntos gatillo pueden convertirse también en focos irritativos del sistema nervioso y actuar como campos interferentes y afectar al sistema nervioso autónomo y alterar las funciones de las vías del dolor. Pueden dar síntomas a distancia, en otros músculos y en estructuras como el ojo, el oído, la faringe, dientes y muelas, vísceras torácicas, abdominales o pelvianas, articulaciones, huesos y tendones.  

A nivel microscópico los puntos gatillo se corresponden con nudos de contracción, en esos nudos los sarcómeros se encuentran contraídos. Las fibras musculares que contienen nudos de contracción forman una banda tensa. El área o región de fibras musculares que contiene nudos de contracción constituye el nódulo muscular doloroso palpable. Sólo algunas fibras del músculo afectado presentan esta alteración microscópica. Los puntos gatillo están asociados a placas terminales o uniones neuromusculares que se encuentran en estado disfuncional. La existencia de nudos de contracción en un área muscular provoca dolor y afecta la función de la totalidad del músculo, además de alteraciones distónico-distróficas regionales.

La única forma de establecer el diagnóstico de punto gatillo se basa en la historia de vida y en el examen manual/digital de la musculatura. No existe ningún estudio que permita detectarlos. El dolor vinculado a puntos gatillo tiene una respuesta escasa o nula a los fármacos analgésicos, antiinflamatorios, opiáceos, sedantes, miorrelajantes y antidepresivos. Responde satisfactoriamente al tratamiento del campo interferente causal y, cuando adquieren autonomía, a la punción selectiva con aguja del área neuromuscular afectada, con anestésico locoregionales en el sitio de la irritación principal, la fibromialgias y enfermedades musculo esqueléticas y enfermedades miofaciales que presenta  mucho dolor, y el dolor muscular por el estrés, se rompe el ciclo del  dolor, por la repolarizacion celular de la acción del anestésico, a una dosis analgésica del 0.375% de la lidocaína, se lesionado, el Ester o amidas, dependiendo el individuo a tratar, esto se monitorea al paciente continua mente y oxigenación a 3 litro por minuto, en quirófano, para mayor seguridad del paciente con mucho dolor ya que el paciente está muy enfermo y necesita ser manejado por especialista experto en el área del dolor crónico, como es la especialidad de la algologia, como es el Dr. Eli Ramírez Ortiz. Que está en el consultorio de la clínica del dolor de Morelia Michoacán.

El diagnóstico y tratamiento de puntos gatillo musculares se realiza con la exploración física integral y revisión de las articulaciones afectadas mas  historia de vida de cada paciente, para llegar a un diagnostico más seguro del objetivo a tratar, ya que músculos y ligamento y tendones no se ven con el gabinete solo explorando y tocando, con el entrenamiento especial que tiene el Algologo en la anatomía del dolor. Sin dicho entrenamiento es muy común el éxito del diagnostico y así el mejor tratamiento integral al paciente, dependiendo el área lesionada a tratar con la estimulación en los puntos gatillo. 

Las características clínicas más distintivas de los puntos gatillo son: 1) dolor circunscrito espontáneo o a la presión digital en un área de consistencia nodular, 2) el nódulo doloroso se encuentra en una banda tensa palpable de fibras musculares, 3) el paciente puede reconocer como familiar el dolor evocado por la presión ejercida sobre el punto gatillo, 4) el dolor puede referirse a áreas distantes siguiendo un patrón característico de cada músculo, 5) respuesta local de sacudida o contracción muscular espasmódica (twitch response) por presión digital o por penetración con aguja del punto gatillo, 6) limitación dolorosa del movimiento, 7) cierto grado de debilidad en el músculo afectado, 8) hipersensibilidad en áreas alejadas y 9) fenómenos regionales autonómicos y trastornos de la propriocepción. 

El tratamiento del factor irritativo causal puede aliviar el dolor causado por la presencia de puntos gatillo, pero habitualmente no es suficiente para resolver el problema. Es común que la disfunción en la unión neuromuscular se haya tornado autónoma, es decir que siga en actividad pese a la eliminación de la causa. Por lo tanto el tratamiento del área irritativa requiere que sea complementado con el tratamiento local de los puntos gatillo. 
Cuando existe un área irritativa causal y se trata primero el punto gatillo secundario a aquélla, puede ocurrir agravamiento de la sintomatología o la aparición de "nuevas" enfermedades, es decir, vicariación progresiva.  

La seguridad de que se ha penetrado un punto gatillo lo da la reacción de sacudida muscular (twitch response). La infiltración de la región sin penetración del punto gatillo es poco efectiva o totalmente inefectiva, puede incluso irritar el área y causar mayor dolor. Sólo la obtención de la respuesta de sacudida muscular asegura la desaparición de los puntos gatillo. Además del efecto segmentario en cuanto a dolor, movilidad y alteraciones autonómicas, el tratamiento descrito causa a nivel general cambios importantes como liviandad de la extremidad afectada, sensación de despejamiento de la cabeza, somnolencia, salto de campo, desaparición de síntomas psicológicos concomitantes y sensación de bienestar general, cambios que sólo pueden explicarse por la participación activa del sistema nervioso y la recuperación de circuitos autoorganizativos biológicamente económicos. 

La modulación neuromuscular consiste en la introducción de una aguja que provoque al contactar dicho área la reacción de sacudida seguida de la inyección neuroestimulacion en el sitio despolarizado, para que la bomba sodio potasio se reactive y eliminar el punto gatillo con anestésico locales y así mismo quitar la causa desde la raíz que desencadena la reacción neuromuscular, que en la mayoría de las veces es una reacción a distancia por infecciones de patógenos, reacciones toxica a nuestro organismo, lesiones mecánicas, o estrés emocional entre otro problemas emocionales crónico durante toda su vida del paciente, es por eso importante la historia de vida del paciente por individual, es por eso que el Dr. Elí Ramírez Ortiz, realiza y revisa integralmente al paciente, por individual para llegar al diagnostico seguro de la enfermedad que ocasiona el dolor intenso de difícil control y así dar el tratamiento integral definitivo desde la raíz de la causa del dolor, para eliminar la causa del dolor y así tratar al paciente de una  forma integral o una forma holística y resolver otros problemas complejos.

Como él se merece ya que son  paciente en la mayoría multitrados.

Mediante palpación se detecta la banda tensa o cordón muscular y dentro de él el nódulo doloroso cuya presión puede o no dar dolor irradiado pero que reproduce al manifestado por el paciente. El músculo debe ser tomado entre los dedos pulgar e índice de la mano no dominante de modo de incluir el nódulo doloroso separando al mismo tiempo la masa muscular de estructuras como vasos, nervios o vísceras para evitar su punción con la aguja. Los puntos gatillo en músculos como el supraespinoso, infraespinoso, crural, vasto externo, subescapular, serratos, etc, deben ser fijados contra el hueso subyacente con dos o tres dedos de la mano no dominante. El contacto directo con el área del punto gatillo permite percibir la reacción de sacudida que a veces puede visualizarse; el paciente también puede aprender a percibirla. Cargada con lidocaína al 0.375% dosis sumamente estimulante y analgésica con una jeringa de 2 a 5 cc en la mano dominante con una aguja de calibre y longitud adecuados a las características del músculo, se efectúa la punción del nódulo doloroso buscando la aparición de la reacción de sacudida, en ese momento se presiona el émbolo y se inyectan unas gotas del anestésico. Retirando e introduciendo la aguja reiteradas veces, en abanico, sin salir del tejido subcutáneo se buscan más puntos gatillo hasta que las sacudidas cesen. Con cada sacudida se inyectan unas gotas del anestésico ya que esto solo puede ser aplicado por médico especialista en el área del dolor, como es el médico cirujano, anestesiólogo y algologo ya que ellos son entrenados en el área del dolor crónico y cuidados críticos.

Tras el tratamiento el músculo puede quedar dolorido -el dolor es diferente al original- durante uno o dos días. Es conveniente que el paciente se aplique compresas húmedas calientes sobre la zona tratada. El cuerpo realiza una limpieza de toxinas sin necesidades de toxico alguno, para normalizar y estabilizar el cuerpo humano.

El dolor  Intenso en la Espalda: Por cualquier patología, se puede curar definitivamente sin cirugía, buscando la causa por individual de cada paciente, mas la historia de vida completa y tocar y revisión del paciente y el éxito del tratamientos integrales resolutivos, en la mayoría de la veces es curativo, que en la mayoría son desgarros, torceduras, tensión del periostio por una disfunción autónoma del sistema nervioso autónomo, viendo el paciente, desde la causa física, emocional, energética, psíquica, orgánica, infecciosa, mecánica, mas las constituciones y otros problemas de la historia de toda su de su vida. Y así mismo hacer la relación medico paciente y darle esa confianza, calidad y seguridad que el busca en su médico de cabecera. Gracias atte. Dr. Eli Ramírez Ortiz.

El dolor  Intenso por hernia de disco en espalda resolución sin cirugía.

DR. Eli Ramírez  Ortiz: Consultorio Médico Especializado, en la Clínica del Dolor, para tratamiento integral del dolor persistente de difícil control y otros problemas complejos sin cirugía. Médico Cirujano, Anestesiólogo, Algologo, Medicina integral  alternativa avanzada en dolor. Tel.- (443) 3336768. Heriberto Jara n. 30, Col. división del Norte, C.P. 58218, Morelia Michoacán México, www.ceeacd.com.mx. Los espero para poder dar con su diagnostico definitivo de su dolor crónico y así resolverle el dolor , como también otros problemas complejos, gracias, a un bajo costo para usted salga adelante y nos recomiende, saludos y dios me los bendiga, saludos  y hábleme a cualquier hora los estaré esperando ya que el dolor no tiene horario, y no nacimos para tener el dolor de por vida, por más intenso que sea tu dolor articular o dolor de difícil control tiene una solución el Dr. Eli Ramírez Ortiz, especialista en dolor crónico  y agudo de difícil control.  Atte. Dr. Eli Ramírez Ortiz, Morelia, Michoacán, México D.F, Acapulco Guerrero, Guadalajara Jalisco, Monterrey Nuevo León, Tijuana Baja California, Ometepec Guerrero, Ciudad Altamirano Guerrero, Morelia Michoacán México. México  D.F. Matriz y Matriz en Morelia Michoacán México.










 


   
   
 
Inicio      |      Clínica      |      Dr. Eli       |      Terapia Neural      |      Acupuntura      |      Homeopatía      |      Contacto
  CEEACD (c) 2006 ceeacd.com. Derechos Resrvados.
Webmaster: MiMorelia.com